Abandono del surrealismo

Su primer viaje a Italia, en 1983, dio un importante giro a su trayectoria. Allí conoció de primera mano las corrientes más vanguardistas, como el arte Póvera y la reciente transvanguardia. A partir de aquí, comienza una etapa mucho más neoexpresionista en sus obras, sin olvidar la influencia cubista y abstracta.

 

A partir de 1985, su interés y afición por la poesía le llevaría a ilustrar los poemas de José Hierro, surgiendo así una serie de 10 lienzos sobre los versos de ‘El libro de las alucinaciones’ y ‘Tierra sin nosotros’.

 

El traslado del lenguaje escrito al pictórico continúa con 12 trabajos sobre ‘Hércules’ y, mucho más adelante, a finales de los noventa, se adentra en el ‘Ulises’ de Joyce, generando una serie de 18 cuadros que reflejan la vida del personaje durante 18 horas del día.

Subir
Subir
Atras
 
 
 
 
By
Desarrollado por Frayle y Blanco
SANTANDER - PALMA DE MALLORCA - MADRID