Publicaciones

Orallo habita en otra biblioteca

EL DIARIO MONTAÑÉS 20/12/2011

 

 

El pintor, tras la polémica retirada de su tríptico, abrirá 2012 con una gran exposición en Granada.

 

De la ausencia en una biblioteca a la presencia en otra. La pintura y Roberto Orallo llevan más de cuatro décadas compartiendo complicidades y visiones. Son 'Compañeros de viaje' que inician el nuevo año con una parada especial en Granada. Hace unos meses la polémica rodeó su creación, plasmada en el tríptico 'La metamorfosis', al ser retirada su obra por la Consejería de Cultura de una de las salas de la Biblioteca Central de Cantabria. Curiosamente su primer proyecto de 2012 tendrá como destino otro espacio similar: la Biblioteca Central de Andalucía. Cultura achacó en su día la retirada de la pieza de Orallo a «la falta en Santander de espacios expositivos», a lo que el pintor respondió con una protesta ante la sede de la Consejería arropada por un centenar de personas.

 

Ahora, organizada por la Dirección General del libro, Archivos y Bibliotecas de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, cuyo director general es el cántabro Julio Neira, exdirector del Centro Generación del 27, Orallo sumará una nueva muestra a su larga trayectoria. La cita, que será inaugurada el próximo 13 de enero y se exhibirá hasta el 4 de marzo, girará en torno a los recursos pictóricos adquiridos a través de la narrativa. Orallo ha reunido obras fruto de la huella de escritores y poetas, que de vez en cuando le sirven de fuente de inspiración, junto con la creación seleccionada por el propio Julio Neira.

 

Catedrático de dibujo, actual director de la Escuela de Arte Nº1 Cantabria, Orallo no ha cesado en su carrera expositiva desde los años setenta. Cádiz, Barcelona, Murcia, Francia, Portugal, Alemania, México, Japón, EE UU o Bélgica han acogido sus trabajos a través de galerías y ferias. Meruelo, Noja, Casar de Periedo, Museo de Bellas Artes, Universidad de Cantabria, Fundación Botín... han sido destinatarios sucesivos en Cantabria, entre muchos otros, de sus series pictóricas y su característica figuración.

 

Una presentación del poeta y escritor Alberto Santamaría y un prólogo de Neira enmarcarán la nueva propuesta de proyección nacional del pintor santanderino. El propio artista subraya ante esta ocasión la paradoja vivida en los últimos tiempos. En realidad ha recorrido un trayecto curioso que discurre entre contemplar «cómo quitaron mi obra de la Biblioteca Central de Cantabria y cómo me invitan ahora a exponer en la Biblioteca Central andaluza».

 

Además, recuerda que fuera de Cantabria otros gestores han demandado su obra, caso de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, quien invitó al pintor a exponer en el Baluarte de la Candelaria. En 2012 serán más de veinte obras, en su mayoría de formato 2x2 metros, las que exhibirá en Granada. Neira sostiene que en la Biblioteca de Andalucía «caben todas las maneras de leer, las mil y una fórmulas de relatar y conocer historias, en todos los formatos posibles: impresas en papel, con texto o mediante imágenes, o gracias a la tecnología virtual». La exposición incorpora la pintura como lectura. «Vinculada a la literatura desde la Grecia clásica, pese a la diversidad de lenguajes, las dos nos permiten disfrutar de la emoción de una historia, sobre todo cuando se nos transmite con la intensidad y con la maestría que demuestra el santanderino Roberto Orallo: este pintor del Norte que con frecuencia viaja al Sur en busca de la luz y de la sabiduría de la vida mediterránea». Orallo demuestra en sus cuadros también su «condición de gran lector y maestro en el arte de contar en el lenguaje de líneas, formas y colores», concluye.

 

Compañeros de viaje

El poeta Alberto Santamaría cita a Simónides de Ceos al recordar que «la pintura es poesía muda y que la poesía es pintura que habla». Sin embargo, pasados tantos siglos, «hemos descubierto que el acto de pintar es mucho más que un acto mudo y que la poesía es mucho más que una pintura». Y la muestra de Orallo vuelve a recordar «el estatus de extraña hermandad que durante siglos emparentó el arte y la literatura. Ahora bien, hoy esa hermandad ya no puede ser una simple recurrencia ilustrativa del texto; ya no se trata de pintar libros sino de apropiárselos, y esto late con fuerza en estos 'compañeros de viaje'». La exposición es un trazo que abarca desde escenas clásicas hasta fantásticas recreaciones del universo de Rafael Alberti, pasando «por todo un universo particular para asistir al crecimiento de un libro propio». Orallo no construye una biblioteca visual sino que «narra su propia concepción de la literatura (y por extensión de la pintura)».

 

De 'Sombra del paraíso' (referencia a Vicente Aleixandre) hasta los pequeños retratos (caso de Benito Pérez Galdós) se halla en sus obras una tensión particular que implica «un modo de apropiarse personalmente de los referentes hasta hacerlos danzar de un modo muy personal dentro del universo literario del artista». La exposición, que recogerá obras de muy diferentes años, reproduce lecturas y obsesiones. 'Compañeros de viaje', subraya el poeta, «remite a un universo donde la acción de viajar es una pasión compartida, y ese acto de compartir es sobre el que construye Orallo su propia obra». Una cita renovada con ese Orallo plural que ha depositado su mirada en lienzos, espacios, murales y rincones urbanos, a través de un continuo y renovado proceso de investigación, el protagonismo del dibujo y una significativa aportación como maestro del color.

 

 

Subir
Subir
Atras
 
 
 
 
By
Desarrollado por Frayle y Blanco
SANTANDER - PALMA DE MALLORCA - MADRID